Centro de Interpretación de la Historia de la Ciudad

Centro de Interpretación de la Historia de la Ciudad

Localizado en la torre de la Catedral de Santander, el Centro de interpretación de la Historia de la Ciudad narra la historia de Santander y permite contemplar el centro de la ciudad a vista de pájaro.

Un recorrido por la torre

En las exposiciones de las diferentes plantas de la torre se conservan documentos de gran valor histórico, además de diferentes joyas y piezas artísticas que participaron en algunos de los capítulos que marcarían la historia de Santander.

Entre los elementos más llamativos del museo merece la pena destacar una pila almohade que los marineros que participaron en la Toma de Sevilla se llevaron como suvenir, o la talla gótica de una virgen de madera del siglo XIV que se salvó milagrosamente durante el incendio que arrasó la ciudad en 1941.

Una vez en lo alto de la torre, podréis disfrutar de las peculiares vistas “panorámicas” del centro de Santander que se pueden obtener entre las campanas antes de que comiencen a repicar para anunciar la hora.

La subida a la torre se realiza a través de una escalera de caracol, haciendo paradas en cada planta para disfrutar de las exposiciones, pero si lo preferís también es posible subir en ascensor.

Interesante, pero no imprescindible

La vista al Centro de interpretación de la Historia de la Ciudad resulta interesante para conocer el pasado de Santander desde un enclave histórico y con la ayuda de un guía, pero, para aquellos que no estén demasiado interesados en la historia, puede ser una opción poco interesante.

Si tenéis pensado subir a la torre por las vistas, resulta curioso contemplar la ciudad entre las campanas, pero el campo de visión es bastante reducido, por lo que si tenéis poco tiempo en la ciudad, puede ser mejor dedicarlo a visitar otros lugares.

Si tenéis planeado visitar la torre, os recomendamos aprovechar para visitar la Catedral de Santander además de la Parroquia del Santísimo Cristo, ya que se encuentra justo debajo.

Las visitas a la Torre de la Catedral de Santander se realizan de forma guiada, tienen una duración de unos 50 minutos y es necesario hacer la reserva con antelación.

Horario

Visitas guiadas varias veces al día, es necesario consultar y reservar.

Precio

3 (3,50 US$).